Skip to main content

Ideable extiende los Planes de Digitalización a la Industria de Euskadi

Experiencia de Ideable en la elaboración de planes de digitalización

En los últimos años, Ideable ha venido trabajando en el despliegue de estos planes de digitalización en empresas de todo Euskadi y además, ayudando a apalancar las inversiones en esta área a través de numerosas ayudas públicas  para asegurar su éxito e implantación.

Algunos ejemplos de empresas donde hemos trabajado en definir estos planes son: Arbegui, Comecaran, Berziklatu, Urbegi, eParkBilbao, Retrensa, Troquelerías Enkarterri, Calderería Mañes, Codinor, Tecaplas, Pinturas Ursan, Bikat, Bostlan, Depurfiltech, etc.

Y no solo eso, sino que hemos podido continuar esta labor de acompañamiento posterior con numerosas empresas, desde el análisis y plan inicial hasta la implantación de procesos a lo largo de los años que han mejorado enormemente la rentabilidad, eficiencia y facturación de nuestros clientes, como los casos de Grupo CHN, Klingele, Guardian Glass, Ulma Handling, Nortunel, Montero FYE o Nutec Procal.

Pero, ¿qué son estos planes y cómo los acometemos en Ideable?

Introducción

En la era actual, marcada por avances tecnológicos sin precedentes, la transformación digital se ha convertido en un imperativo para la industria vasca.

Sin embargo, para garantizar el éxito de estos procesos, es crucial la implementación de planes de digitalización bien estructurados.

Es necesario tener una estrategia previa y apoyarse en expertos que nos acompañen durante ese camino.

Estos planes no solo facilitan una transición suave, sino que también maximizan los beneficios y minimizan los riesgos asociados con la digitalización.

La Necesidad de Planificación en la Transformación Digital

La transformación digital no es simplemente la adopción de nuevas tecnologías; es un cambio cultural y una reestructuración fundamental de cómo una empresa opera y entrega valor a sus clientes.

Sin un plan de digitalización, las empresas corren el riesgo de implementar tecnologías sin una dirección clara, lo que puede resultar en inversiones desperdiciadas y oportunidades perdidas. Y la impresión de que “la digitalización no es para nosotros” o de que “ya lo probamos y no funcionó”.

Un plan de digitalización efectivo comienza con una evaluación exhaustiva de departamentos actuales de la empresa, identificando áreas clave que se beneficiarían de la digitalización.

Y poniendo especial foco en el proceso productivo. Esto incluye el análisis de procesos, recursos humanos, tecnologías existentes y cultura organizacional. Al entender el estado actual, las empresas pueden establecer objetivos claros y realistas para su transformación digital.

Ventajas de los Planes de Digitalización de Ideable

  1. Enfoque Estratégico: Un plan de digitalización permite a las empresas adoptar un enfoque estratégico. Al establecer metas claras y un camino para alcanzarlas, las empresas pueden asegurarse de que cada paso en su transformación digital contribuya a sus objetivos generales.

  2. Gestión de Riesgos: La digitalización conlleva riesgos, incluyendo problemas de conocimiento y resistencia al cambio por parte de los empleados. Un plan bien elaborado ayuda a identificar estos riesgos de antemano y desarrollar estrategias para mitigarlos.

  3. Eficiencia de Costos: Al planificar, las empresas pueden priorizar inversiones y evitar gastos innecesarios en tecnologías que no se alinean con sus objetivos estratégicos. Esto no solo ahorra dinero, sino que también asegura que los recursos se utilicen de manera óptima. Y permite priorizar para comenzar por los puntos donde la inversión tendrá un mayor retorno e impacto.

  4. Mejora Continua: Los planes de digitalización deben incluir mecanismos para el seguimiento y la evaluación. Esto permite a las empresas ajustar sus estrategias en respuesta a los cambios en el mercado y la tecnología, asegurando una mejora continua.

  5. Participación de la gerencia y empleados: Un plan claro y comunicado efectivamente puede aumentar la aceptación y participación de los empleados en el proceso de transformación. La capacitación y el desarrollo forman parte integral de estos planes, asegurando que el personal esté preparado para los nuevos sistemas y procesos. Y es obligatorio que la gerencia esté implicada y convencida de que este paso es fundamental.

Conclusión

La transformación digital es un viaje complejo y desafiante para cualquier industria.

Sin embargo, con un plan de digitalización bien concebido, las empresas pueden navegar por este viaje de manera eficiente y efectiva.

Estos planes no solo proporcionan una hoja de ruta clara, sino que también aseguran que todos los aspectos de la empresa estén alineados hacia un objetivo común.

En última instancia, un plan de digitalización sólido es un paso fundamental para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la era digital.

En Ideable tenemos amplia experiencia en este tipo de procesos con el mundo industrial,
así que nos ofrecemos para llevarlo a cabo en vuestras empresas.
¿Hablamos?